Polémica por una cadena de mails que se opone a la campaña de vacunación contra la rubéola


Los mails afirman que la vacuna deja a las mujeres estériles. Desde el Ministerio de Salud se informó a Clarín.com que la aplicación es la misma que la del calendario de vacunación de los chicos y que está avalada por la OMS. A raíz de los correos, dos colegios de Santa Fe habrían recomendado a sus alumnas no vacunarse.




var ii = 0; var mm = Array(); var mmNro = Array(); mmFotos = false; mmVideos = false; mmInfos = false; var mmMin = 0; for(var ii = 1; ii < mm.length; ii++) if (mmNro[ii] < mmNro[mmMin]) mmMin = ii; mostrarMM(mm, mm[mmMin]);
El mail está circulando por la web desde hace varios días. El contenido es, a primera vista, alarmante. El título: "Genocidio mediante campañas masivas de vacunación". Y argumenta que la vacuna contra la rubéola posee la hormona gonadotrofina coriónica y que "el sistema inmunológico de la mujer crea una respuesta autoinmune y evita que pueda quedar embarazada. Es decir, queda infértil y sin posibilidad de embarazarse", sostiene el mail.

Desde el Ministerio de Salud afirmaron a Clarín.com que los mails que circulan son "una canallada y su contenido es absolutamente rebatible". Y explicaron que la vacuna que se aplica a las mujeres de entre 15 y 39 años es la misma que se utiliza en el calendario anual de vacunación en los chicos.

Si bien el mail comenzó a circular hace al menos dos semanas, los voceros indicaron que no quisieron salir a responder sobre el tema "para no darle entidad a algo que no la tiene". Sin embargo, hoy se supo que dos colegios religiosos de la ciudad santafesina de Santo Tomé habrían recomendado a sus alumnas no vacunarse contra la rubéola. Las autoridades de los establecimientos se habrían basado en informaciones de una página web católica en la que se alertaba sobre la posibilidad de que la vacuna pudiera producir infertilidad.

En una circular que el Ministerio de Salud de la Nación envió a las carteras provinciales, destacan que "la calidad de esta vacuna está precertificada y controlada por laboratorios certificados internacionalmente por la Farmacopea de los Estados Unidos (USP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Entidad Nacional Regulatoria (ANLIS) de Argentina según consta en documentos publicados por estas organizaciones".

Y agrega que ante los rumores, la provincia de Buenos Aires envió muestras para análisis a la Universidad Católica. Los resultados dieron a la hormona en cuestión como "no detectable", explica la comunicación. También se realizaron análisis en el hospital Naval de Buenos Aires, con resultados similares. De cualquier forma, y para terminar de disipar las dudas, enviarán muestras de la vacuna al Hospital Gemelli de Roma –el mismo que atiende al Papa- para que sean analizadas, informaron desde el Ministerio.

Esta campaña de vacunación contra la rubéola que está desarrollando el Gobierno nacional es coordinada por la Organización Panamericana de la Salud, que depende de la Organización Mundial de la Salud. "La OMS no va a salir a vacunar con algo inseguro para la gente", destacaron desde el Ministerio.

El documento difundido por la cartera de Salud recuerda también que "no es la primera vez que determinados grupos generan este tipo de situaciones". Y recuerda que en 1994 en la Argentina se vivió una situación similar con la vacuna antitetánica.


fuente: clarin.com

no enteidno como alguien puede hacer una cadenas asi...